Canfali Marina Alta

Correr por la mañana, a mediodía o por la noche. ¿Qué es mejor?

Correr por la mañana, a mediodía o por la noche. ¿Qué es mejor?
  22/10/2018

INÉS ROIG (*)

Correr por la mañana

            Ventajas: Correr por la mañana es la mejor forma de empezar bien el día. Si sales a correr a esta hora del día, tu cuerpo recibe una dosis saludable de oxígeno y tu metabolismo necesitará quemar más calorías. La alta cantidad de oxígeno que hay por la mañana hace que sea más fácil respirar, sobre todo en verano. También es más fácil correr cuando aún hay una temperatura templada en vez de entrenar con el calor del mediodía.

            Desventajas: Correr a primera hora del día puede ser más duro que en cualquier otro momento. Justo después de levantarte tus articulaciones pueden estar aún bastante rígidas y los músculos suelen estar tensos e inflexibles. Esto significa que no tendrás una buena coordinación ni un control suficiente sobre tus músculos mientras corras, así que lo recomendable es que hagas un calentamiento antes de correr, para que tus músculos no muestren resistencia durante el entrenamiento. Evita los entrenamientos a intervalos de alta intensidad si vas a entrenar por la mañana: el riesgo de lesiones es muy elevado.

 

Correr al mediodía

            Ventajas: Es el momento del día con mejores condiciones para las sesiones de running de alta intensidad. Tu potencial de rendimiento es del 100% y tu cuerpo aún no está muy cansado. Las reservas de energía suelen estar llenas y el esfuerzo físico resulta menos intenso, el cuerpo aguanta especialmente bien las sesiones de velocidad.

            Desventajas: Correr después de haber comido puede ser muy agotador. El cuerpo necesita más tiempo para la digestión según lo que hayas comido. Para evitar los problemas digestivos (los calambres estomacales, por ejemplo) durante un entrenamiento a intervalos de alta intensidad se recomienda seguir estos consejos:

            - Después de haber comido algo, espera unos 30 minutos antes de salir a correr.

            - Si comes mucho, espera entre 1,5 y 2 horas antes de correr.

            - Si no te sienta bien correr después de comer, entrena antes del almuerzo. Correr sin haber comido puede resultar más duro porque las reservas de energía no están llenas del todo.

 

Correr por la tarde

            Ventaja: Correr por la tarde es una buena opción para relajarse. Entrenar en este momento del día ayuda a recuperar la tranquilidad después de un día ajetreado. Como el cuerpo ya está en marcha, no necesita calentar tanto como por la mañana y los entrenamientos por la tarde estimulan la quema de grasa por la noche.

            Desventaja: Correr tan tarde puede hacer que te resulte difícil conciliar el sueño porque el cuerpo se llena de energía con el ejercicio físico.

            Hay que pensar en el que más conviene según los objetivos: ¿perder peso, reducir el estrés, ganar velocidad? No todos somos iguales, así que piensa en lo que más se adapta a tu energía y haz lo que mejor te siente.

 

(*) Farmacia Las Marinas.

Cercar notícies
Agenda