Canfali Marina Alta

El equipo de gobierno de Dénia destaca la reducción de la deuda con los bancos y el control del gasto corriente en 2016

El equipo de gobierno de Dénia destaca la reducción de la deuda con los bancos y el control del gasto corriente en 2016
  13/03/2017

                                                                   

La liquidación del presupuesto arroja un resultado positivo de 7’5 millones

 

Los ingresos por el Impuesto de Obras superan el millón de euros, el doble de lo previsto

 

PSPV y Compromís han resaltado el esfuerzo que están realizando para rebajar la elevada cantidad que se debe a los bancos (más de 25 millones de euros) y controlar los gastos corrientes. Según ha explicado el concejal de Hacienda, Paco Roselló, se va a seguir trabajando en esta línea con el objetivo de que el Ayuntamiento de Dénia pueda salir del Plan de Ajuste en 2018. De esta forma, en el presupuesto se podrán incluir partidas para inversiones, lo que en los últimos años no ha sido posible.

        Una de las principales preocupaciones del departamento que dirige Roselló es rebajar los gastos financieros y negociar el pago aplazado de los 25 millones de euros que se deben por las sentencias urbanísticas. La previsión es que en los próximos dos años se pueda cancelar la deuda que se arrastra del Plan de Pago a Proveedores de 2012, que asciende a 6,3 millones.

        El concejal dio cuenta el lunes en la Comisión de Hacienda de la liquidación presupuestaria de 2016, que presenta un resultado positivo de 7.560.000 euros. El remamente de tesorería para gastos generales es de 8.600.000 euros. Debido a los condicionantes del Plan de Ajuste, la mayor parte de esta cantidad se tiene que destinar a reducir los gastos financieros, por lo que solo quedarán 470.000 euros de libre disposición. Paco Roselló ha adelantado que esta cantidad servirá para pagar facturas.

El vicealcalde, Rafa Carrió, ha coincidido con Roselló que, gracias al control exhaustivo de las cuentas que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Dénia, “los números están saliendo en positivo, consiguiendo ahorro sin subir los impuestos” mientras se cumplen los objetivos de disminuir el gasto corriente, los gastos financieros y la deuda con bancos y proveedores.