Un camarero de Dénia vivía a todo trapo con el dinero que robaba en un conocido restaurante

 Un camarero de Dénia vivía a todo trapo con el dinero que robaba en un conocido restaurante
  12/05/2021

 

Se calcula que llegó a apropiarse de casi 840.000 euros desde 2012

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 36 años, que en los últimos nueve años robaba dinero en un conocido restaurante de Dénia donde trabajaba de camarero. Pese a cobrar menos de 1.000 euros mensuales, llevaba un tren de vida elevado e incluso se había comprado una casa. 

Todo se descubrió cuando al comienzo de año 2020 cambiaron el sistema informático de facturación en el restaurante. Después de utilizarlo durante cinco meses se observó que había una pérdida de dinero que ascendía a casi 100.000 euros. En ese momento los dueños del establecimiento pusieron en conocimiento este hecho a la Comisaría de la Policía Nacional de Dénia. 

El camarero trabajaba en el establecimiento  desde el 2012 y a partir del 2016 era el único encargado de las finanzas de la empresa debido a la relación de confianza con los dueños, que dbían ausentarse periódicamente por motivos médicos. Esta circunstancia le llevó a idear un sistema para sustraer parte de la recaudación diaria sin ser detectado. Para ello, manipulaba los asientos de los tickets por cada servicio dispensado y después, en el día de descanso, cuando se encontraba cerrado el restaurante, borraba su rastro. Sin embargo, el nuevo sistema informático dejó al descubierto todos los movimientos que llevaba a cabo.

Dado que el camarero trabajó durante bastantes años en el restaurante, la investigación determinó que se había apropiado de más dinero en años anteriores. Los investigadores analizaron los registros económicos desde que el detenido se hizo cargo de las finanzas en 2016 y, gracias a un análisis exhaustivo y metódico, se pudo determinar que desde ese año el mismo camarero se había apropiado de casi 840.000 euros.

Tras verse descubierto el detenido, admitió los hechos y devolvió los casi 100.000 euros que había detectado el nuevo sistema informático, dinero que se había apropiado desde el año 2020 hasta que fue despedido.

Sus ex compañeros de trabajo también notaron que, en pocos meses, desde que el detenido no trabajaba con ellos, el dinero recibido en propinas había aumentado desproporcionadamente. Pero, según la Policía, no se ha podido determinar el dinero que sustrajo por esta vía.

En el registro del domicilio del detenido, se encontraron numerosos productos de lujo cuyo precio de mercado alcanza aproximadamente 46.500 euros, como una cazadora valorada en 8.500 euros, pantalones con la etiqueta puesta que costaban 1500 euros cada uno, zapatos por valor de 750 euros o equipos informáticos de alta gama. Los agentes observaron que se había realizado diversas reformas de lujo en su domicilio como una televisión integrada en un espejo del vestidor y la instalación de una caja fuerte entre otras.

En el curso de la investigación también se descubrió que había ido a destinos como Las Vegas, Los Ángeles, Emiratos Árabes, París, Argentina y Méjico, no descartándose que hiciera otros viajes con escalas en otros países. Todos ellos de gran valor a los que se llevaba a sus allegados, a los que le pagaba todos los gastos. Además, el hombre se compró un inmueble por valor de 180.000 euros. 

¡Suscríbete!