¡Aguante! Con solo cinco días de dieta su metabolismo empieza a cambiar

¡Aguante! Con solo cinco días de dieta su metabolismo empieza a cambiar
  06/11/2017

INÉS ROIG (*)

¿Cuántas veces culpamos al metabolismo de nuestra anatomía? Le recriminamos engordar solo con respirar.

            El interrogante que pende sobre nuestro gasto calórico es aún un misterio. Ahora, un estudio parece haber llegado a una novedosa conclusión: bastan tan solo cinco días de mala alimentación para que se altere el funcionamiento de los músculos y, por tanto, nos cambie el metabolismo.

            El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que efectúan las células para degradar sustancias. Puede ser basal, que es lo que una persona consume en reposo, y el añadido por la actividad diaria. Siempre depende del tamaño del cuerpo y la musculatura. De ahí que, por norma general, una mujer gaste 1.300 calorías mientras que un hombre ronda las 1.800. El resto depende del ejercicio, aunque en épocas de estrés o duelo se acelere. A más ejercicio, más gasto. Y a más masa muscular, más gasto todavía, porque el músculo sintetiza más.

            Del 70% de nuestro gasto calórico se encargan los músculos y los huesos. Hay que añadir las hormonas sexuales, la testosterona en varones y los estrógenos en mujeres. Las primeras ofrecen vitalidad y energía, eso hace que los hombres pierdan más. En el caso femenino hay menor pérdida porque se reserva, como se ve sobre todo en los periodos de ovulación. Ambas están dirigidas por el tiroides, que marca un ritmo más lento o acelerado de consumo. Nuestro cuerpo se amolda a gastar menos en ayuno y más cuando sabe que no le van a dejar de entrar calorías. Eso explica que en una dieta hipocalórica se pierdan más kilos al principio que más adelante, cuando el cuerpo “se ha acostumbrado” a esa ingesta.

            Una dieta de alto consumo de grasas puede alterar el metabolismo normal de una persona en muy poco tiempo. La incógnita es saber si estos pequeños cambios en poco tiempo afectan en el largo plazo y si puede revertirse en el caso de volver a una dieta hipocalórica.

            Una persona no acostumbrada a las grasas va a engordar porque las acumula. Y al revés igual: el que suele comer mucho y deja de hacerlo, adelgaza al momento. Son los casos del que pierde de repente tres kilos en una semana. Es una reacción pero no un cambio. Hay un método, que consiste en hacer “descansos del metabolismo”, sirve para resetear el organismo. Pero no es bueno dejar de tomar ningún nutriente. Las grasas saludables, por ejemplo, mejoran el funcionamiento hormonal. Por eso se alaba la dieta mediterránea con aceite de oliva virgen o pescado azul. El error viene cuando te pasas de calorías, comas lo que comas.

            El metabolismo, se confunde a menudo con el gasto. Es posible que cambie. Con la edad desciende el ritmo: las personas mayores tienden a gastar menos. Pero no hay nada definitivo. Igual que no existen las dietas milagro, no hay tipos de alimentación excepcionales que lo modifiquen.

            Con mayor o menor precisión, el metabolismo es todavía un enigma. Podremos acusarle de nuestras desgracias, pero de nada servirá si no atendemos a lo principal: nuestros cuidados para una vida saludable. Se recomienda hidratarse con frecuencia o reducir los carbohidratos refinados, para mejorar el metabolismo

(*) Farmacia Las Marinas.

Subscriu-te!