¿Cómo afecta “la esterilidad” a la pareja?

¿Cómo afecta “la esterilidad” a la pareja?
  25/11/2019

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

Cada miembro de la pareja puede responder a la esterilidad de forma diferente. Estas respuestas individuales dependen de la personalidad de cada uno, de la naturaleza del problema y de la relación interpersonal existente.

            También hay algunas diferencias por sexos. En general, para los hombres el ser estéril es menos crucial para su autoestima e identidad, mientras que las mujeres pueden llegar a plantearse muchas dudas sobre su papel en la vida. Mayoritariamente, la mujer ha sido educada y preparada para ser madre, mientras que para muchos hombres este no es un papel que tenga tanta importancia en sus vidas.

            A veces el instinto de protección hacia la pareja puede interferir con la habilidad o la capacidad para discutir los acontecimientos y los sentimientos. Algunas mujeres se quejan de que sus parejas no expresan los sentimientos de la misma forma en que lo hacen ellas. Muchos hombres manifiestan sus sentimientos de diferente manera a como lo hacen las mujeres.

            La dificultad para comunicarse puede aumentar durante un tratamiento para la esterilidad. Frecuentemente, con el resultado de una nueva prueba o cuando el tiempo apremia, la confusión ocurre cuando la toma de decisiones cambia de dirección abruptamente.

            La comunicación de la pareja puede cambiar la manera de enfrentarse a la esterilidad y al tratamiento. En ocasiones, los sentimientos de uno de los dos no llegan al otro. Cuando uno se guarda emociones y no las comparte, quizá con la intención de proteger al otro de sentimientos dolorosos, pueden incrementar algunos sentimientos como la angustia, culpa y más tensión en la relación de pareja.

            Manejar el impacto emocional de la esterilidad es también difícil para los hombres ya que en su mayoría no están educados para hablar de este tipo de cosas. Consecuentemente, es muy importante que discutan sus respuestas emocionales y así no tener falsas expectativas del comportamiento del otro.

            El conocer otros casos es esperanzador ya que se pueden ver esas diferencias entre sexos. Otra gente que haya pasado por la misma experiencia podrá darles buenos consejos para afrontar sus emociones.

            Imaginar que el tratamiento de esterilidad es una carrera de obstáculos que van a ir sorteando juntos a medida que aparezcan puede ser un buen ejercicio. Cada "bache" superado es acercarse más a la meta final y a la recompensa al esfuerzo y los sacrificios hechos.

            Tengan por seguro que en ese camino que recorrerán juntos y mediante la superación de las dificultades que aparezcan, se irán produciendo cambios que les harán madurar con respecto a la esterilidad, a la paternidad futura y a vosotros mismos. A menudo, las personas que han acudido durante una temporada larga a nuestra consulta nos explican que se sorprenden ante el cambio de opinión y de actitud que han sufrido ellos mismos respecto a su problema y a las posibles soluciones al mismo.

            Por lo general, los miembros de una pareja, durante el tratamiento de reproducción asistida, no manejan las cosas que ocurren y los sentimientos resultantes de la misma forma. Cuando están estresados, estas diferencias, ya sean pequeñas o grandes, pueden parecer enormes. El estrés que provoca la esterilidad es muchas veces inabordable, existen muchos pasos que pueden hacer disminuir el dolor. Primero de todo, ambos deben reconocer que tendrán diferentes sentimientos y reacciones en momentos distintos. Si espera de su pareja que responda de cierta manera, y sus expectativas no se cumplen, esto probablemente le provocará un estrés emocional.

            Los dos juntos, deberán informarse sobre la esterilidad y su tratamiento. A medida que vayan examinando las diferentes opciones del tratamiento y estados emocionales, podrán identificar con antelación los momentos en los que tendrán dificultades. Después, como pareja, podrán planear el hacerlo más fácil y llevadero. Hablen sobre sus sentimientos acerca de la esterilidad y su tratamiento. Determinen si sus expectativas sobre el otro son realistas y si aceptan diferentes opiniones de su pareja. Muchas parejas tratan de seguir el mismo abordaje para manejar las situaciones y puede darse frustración y rabia cuando uno de los miembros de la pareja no siente lo mismo que el otro. La mejor manera de que esto no ocurra es entender a su pareja y cuán diferente puede ser su manera de afrontar la esterilidad. Los sentimientos pueden ser los mismos, pero la forma de manejarlos pueden ser distinta.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.