Canfali Marina Alta

¿Cómo disfrutar de una sonrisa sana estando embarazada ?

¿Cómo disfrutar de una sonrisa sana estando embarazada ?
  31/07/2017

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

Debido a tu estado es muy probable que tus encías estén inflamadas o sangren con facilidad. ¡No te preocupes! Esto puede ocurrir y se denomina Gingivitis del embarazo. Pero, para eliminar posibles complicaciones posteriores, ahora más que nunca es importante cuidar tu boca: basta seguir los consejos que a continuación te proponemos y utilizar los enjuagues y pastas indicados.

            En la encía existen receptores para estrógeno y progesterona, y se produce una respuesta incrementada a la placa bacteriana. Además hay un aumento de la permeabilidad capilar. La composición de la placa bacteriana también varía, ya que los niveles elevados de progesterona favorecen el desarrollo de Prevotella intermedia, una bacteria que esta presenta en la boca.

            Todos estos factores, explican la gingivitis aumentada en el embarazo, que puede llegar a producir incluso épulis. Hacia el octavo mes aparece hipermovilidad dentaria generalizada, pues el ligamento periodontal presenta hiperlaxitud antes del parto, al igual que el resto de ligamentos.

            Alimentación.

            La alimentación durante el embarazo es fundamental para el correcto desarrollo del feto pero, además, es un factor determinante para la salud bucodental. Evita comer dulces que contienen azúcares cariogénicos que generan ácidos y provocan caries.

            Correcto Cepillado.

            Puedes elegir cualquier técnica. Lo importante es cepillar cuidadosamente todas las áreas de la boca durante 2 ó 3 minutos al menos dos veces al día, preferentemente después del almuerzo y antes de acostarte. Utiliza una pasta especialmente formulada para combatir la Gingivitis. Finalmente, no olvides cepillar también la lengua de atrás hacia delante.

            La seda Dental.

            La seda dental elimina eficazmente la placa bacteriana que se forma en los pequeños espacios entre los dientes y bajo las encías, donde no alcanza el cepillado habitual. Aplíquese deslizando la seda suavemente entre los dientes.

            Enjuague Bucal.

            Para una completa higiene no basta con el cepillado, es fundamental una asepsia completa de toda la boca. Utiliza un enjuague bucal indicado para combatir la Gingivitis. Efectúa enjuagues del producto sin diluir dos veces al día, durante un minuto. Es aconsejable no ingerir alimentos ni bebidas hasta transcurrido un mínimo de media hora después de su uso.

            Visita al odontólogo.

            La visita al odontólogo no debe realizarse solamente cuando tengamos una dolencia o afección. Un problema de salud bucodental detectado en sus inicios evita daños serios y molestos.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Cercar notícies
Agenda