Consecuencias de la utilización del Dispositivo Intrauterino (DIU)

Consecuencias de la utilización del Dispositivo Intrauterino (DIU)
  09/10/2020

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

 

El dispositivo intrauterino o DIU es el método anticonceptivo reversible más frecuentemente usado en el mundo (160 millones de mujeres). El dispositivo intrauterino debe ser introducido y extraído del útero por un profesional de la salud, normalmente un ginecólogo. Dependiendo del tipo de DIU puede tener una permanencia y duración de unos 5 años. El DIU es un producto sanitario por lo que deben cumplir los requisitos sanitarios establecidos a estos productos en cada país o región.

Riesgos.

Si contraes una infección vaginal cuando estés usando el DIU, puede aumentar la posibilidad de desarrollar una infección pélvica seria. Esto puede resultar en la pérdida de la fertilidad. El DIU aumenta el riesgo de tener un aborto espontáneo o un parto prematuro. Cuando el DIU no se va a tolerar, habitualmente se expulsa durante los primeros tres meses después de la inserción. Esto ocurre más frecuentemente durante la menstruación. Los DIUs que contienen cobre o progesterona, parece que se expulsan menos frecuentemente.

Existe cierta preocupación en mujeres con sensibilidad al metal del cobre o níquel por la posibilidad de una reacción adversa al DIU. El metal usado es el cobre, en el que un estudio encontró un máximo contenido de níquel del 0,001 %. Por razón de que el níquel tiene un elevado potencial alérgico, algunos investigadores sugieren que incluso esa minúscula cantidad puede llegar a ser problemática. Algunos informes presentan casos con dermatitis eccematosa y urticaria en un pequeño grupo de pacientes con DIU de cobre o níquel por absorción sistémica. Sin embargo, la absorción diaria del metal es mucho menor a la absorción diaria del mismo metal en la dieta, por lo que muchos dermatólogos dudan de que los síntomas descritos en estos casos hayan sido causados por sensibilidad al metal.

Efectos secundarios.

Un problema frecuente en las mujeres que llevan un DIU es el sangrado excesivo y los dolores abdominales intermitentes tipo cólico acompañados o no de dolor en la espalda. Habitualmente estos síntomas son más intensos durante los primeros 3-6 meses postinserción. Dado que muchas mujeres que menstrúan tienen anemias en los márgenes tolerables, es una buena idea hacer un análisis de sangre antes de poner un DIU y también en cada visita de seguimiento, siendo recomendable comer alimentos ricos en hierro.

El enclavamiento del DIU en la pared uterina es un problema mucho menos común que los anteriores, en el que el endometrio comienza a crecer alrededor del DIU. Cuando el DIU se engloba parcialmente en la pared del útero continuará siendo efectivo, pero los DIUs empotrados pueden ocasionar más dolores durante la extracción.

La perforación del útero, aunque rara, es una de las complicaciones más serias del uso del DIU. La perforación es más frecuente durante la inserción, debido principalmente a dificultades técnicas o a la elección de un momento inadecuado para realizarla (por ejemplo muy cerca del parto). Es menos frecuente cuando se ha realizado una medición previa de la cavidad uterina con un histerómetro.

Si el período se retrasa y se tiene un DIU, deberá realizarse un test de embarazo. Si se confirma la gestación y la mujer lleva insertado un DIU, deberá extraerse el mismo tanto si desea continuar con el embarazo como si no. Si no se le extrae, las posibilidades de aborto son del 50 % y durante el segundo trimestre las posibilidades de abortar son diez veces superiores a lo normal. Si la mujer queda embarazada con un DIU correctamente insertado, hay un 5 % de probabilidades de embarazo extrauterino. Las mujeres que conciben con el DIU de progesterona, tienen seis a diez veces más posibilidades de tener un embarazo extrauterino que las que usan un DIU de cobre.

No hay evidencia de que el DIU pueda originar cáncer, pero no ha sido lo suficientemente bien estudiado como para conocer sus efectos a largo plazo, tanto del material del que está hecho (polietileno) como de otros materiales que llevan incorporados (progesterona y bario).

 

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Subscriu-te!