El confinamiento y la nueva normalidad se transforman en exposición en Calp

  • El confinamiento y la nueva normalidad se transforman en exposición en Calp
  • El confinamiento y la nueva normalidad se transforman en exposición en Calp
  • El confinamiento y la nueva normalidad se transforman en exposición en Calp
  • El confinamiento y la nueva normalidad se transforman en exposición en Calp
  04/09/2021

La crisis sanitaria de la COVID-19 nos ha cambiado la vida a todos, eso está más que claro. El término “nueva realidad” adquiere más y más peso con el paso de los meses. Parece que ya nos estamos acostumbrado a ella cuando, en realidad, hemos renunciado -a la fuerza- a ser y a manifestarnos como somos. Pero, al mismo tiempo, la pandemia ha sacado lo mejor de todos nosotros, al menos en los tiempos más difíciles del confinamiento y la primera ola que nos cogió a todos desorientados. Un episodio que, sin duda alguna, pasará a los anales de la historia y Calp ha querido avanzarse a ello.

            La Concejalía de Igualdad inauguró el jueves una exposición en la Casa de Cultura que va en ese sentido. Es una muestra con fotos, textos, videos y dibujos que han remitido ciudadanos anónimos y con la que expresan cómo han vivido y soportado la pandemia. Además, esta exposición sirve para homenajear a todas las personas, asociaciones, empresas e instituciones públicas que han colaborado a frenar la COVID-19 y las consecuencias sociales, económicas y sanitarias derivadas de ella.

            Las primeras fotos son el reflejo de todo aquello que hemos sido capaces de inventar -o reinventar- para pasar más de 40 días sin salir de casa. Desde realizar puzles con un fin terapéutico o hacer nuestros pinitos en la cocina hasta realizar todo tipo de manualidades, comer palomitas mientras miramos series y películas en el salón de casa o, incluso, cortarnos el pelo porque no podíamos ir a la peluquería. ¿Quién no se ha atrevido a hacer pan en el horno de casa?

            No faltan instantáneas que expresan las emociones provocadas por la maldita pandemia. Desde tristeza, impotencia y soledad hasta ánimo, fuerza y solidaridad. Hemos hecho de maestros con nuestros hijos, hemos pintado con ellos y los cumpleaños se han celebrado en familia más que nunca. Y no falta la parte solidaria, cuando nos pusimos a fabricar mascarillas caseras porque no había suficientes en la primera ola, y las caras de alegría con la llegada de las primeras vacunaciones.

            También tienen su rincón privilegiado todas las entidades y organismos que han estado en primera fila. El personal sanitario, médicos y enfermería, Servicios Sociales, Ayuda a Domicilio, Policía Local, Protección Civil, Cáritas, Cruz Roja y un largo etcétera. Todo ellos tienen bien merecido su reconocimiento porque su acción ha sido –y continúa siendo- fundamental.

            Y, para finalizar, hay fotos de todo aquello que la pandemia nos ha permitido hacer, aunque de una forma diferente. Gran parte de nuestra vida se ha hecho desde los balcones, con actuaciones culturales, musicales, fiestas y un largo etcétera. La Biblioteca Pública Joanot Martorell ha hecho su primer Concurso de Cuentos Infantiles y se llevó a cabo un concurso de pintura al aire libre. Este año se han desarrollado las fiestas de la Virgen de las Nieves, aunque de una manera totalmente diferente. Porque hay que seguir viviendo, aunque sea con las alas cortadas.

            Esta exposición es iniciativa de la Concejalía de Igualdad que empezó de una manera improvisada en pleno confinamiento “para hacernos sentir y compartir todo aquello que estábamos viviendo. Era una cosa inédita y plasmarlo en fotografías y videos era una especie de desahogo emocional, la resiliencia”, apunta Shaila Monasor, técnica del área. Y, además, tiene una segunda visión para visibilizar el papel desarrollado por la mujer “porque se ha hecho cargo de los servicios esenciales, ha estado en primera línea y ha asumido el trabajo de cuidados, de conciliación, etc.”, añade Monasor.

 

¡Suscríbete!