¿El cuerpo pide chocolate cuando me va a bajar la regla?

¿El cuerpo pide chocolate cuando me va a bajar la regla?
  07/03/2021

Por Estefania Ribes Gilabert

Conocer más sobre nuestro cuerpo y su fisiología nos ayudará a entendernos mejor y reconciliarnos con nosotras mismas sin que el ciclo menstrual sea una tortura. 
El ciclo menstrual no deberíamos relacionarlo solo con la ginecología, más bien darle un enfoque holístico, puesto que los cambios hormonales y fisiológicos que se producen nos afectan a todos los niveles como, por ejemplo: al hambre y saciedad, al estado de ánimo, al sistema inmune, a la piel, etc. Aquí solo vemos el enfoque muy resumido de cómo nos repercute en nuestra alimentación.

Fases del ciclo menstrual y apetito
En la primera mitad del ciclo, “Fase Folicular” (antes de la ovulación), se produce una subida brusca de los niveles de estrógenos que interfieren en la homeostasis energética. El cerebro interpreta que existe muchísima energía, por lo que promueve el gasto energético, se activa la sensación de saciedad y disminuye la sensación de hambre, además se incrementan las ganas de moverse y realizar actividades. Son días en las que una mejora su capacidad de sociabilizarse y está más libidinosa. 
En la segunda mitad del ciclo, “Fase Lútea” (antes de la menstruación), ocurre lo contrario, hay una disminución brusca de los niveles de estrógenos, por lo que el cerebro interpreta que no hay energía y, por ende, se desencadena el mecanismo de su regulación. Se activa la sensación de hambre, disminuye el estado de ánimo para reducir las ganas de moverse y así ahorrar energía. Por esta razón, días previos a la regla “tu cuerpo pide chocolate”, aunque en realidad es la interpretación que tú le das a la demanda de energía-calorías que ordena tu cerebro. 
Una mujer sana en el final de esta fase del ciclo puede incrementar de 90kcal a 500kcal su ingesta diaria. Esta hambre premenstrual es totalmente normal, así que no te sientas mal si necesitas comer y descansar más. Este incremento de calorías es necesario porque permite a las células adiposas incrementar la liberación de leptina, que será la hormona encargada de dar la señal al hipotálamo de que existe suficiente energía, para que la reproducción sea exitosa o si no, para activar el siguiente ciclo menstrual.

Cómo nos afectan los malos hábitos a la menstruación.
Si llegas a los días pre-regla con muchísima ansiedad y con un hambre extrema habría que revisar cómo ha sido todo tu mes. Si has tenido mucho estrés, mal dormir, poco descanso, mala alimentación, ingesta de muchos estimulantes, etc. Estos factores junto a los socio-culturales van a repercutir en tus días pre-regla, donde los síntomas se van a ver agravados con la bajada de estrógenos.  
El ciclo menstrual, nos da muchísima información para poder mejorar nuestro estilo de vida y conocernos mejor. Importante entender que muchas cosas que experimentamos en el ciclo menstrual no son un problema del ciclo menstrual como tal, sino que nos están mostrando un problema que viene fuera del ciclo y que se manifiesta el resto del mes. Lo primero que hay que plantear es qué está pasando en mi organismo, en mi homeostasis energética durante todo el mes (cuanta energía tiene mi cerebro durante todo el mes, cuál es mi estado anímico durante todo el mes…).

Recomendaciones para regular el hambre menstrual y el estado de energía:
Tener hambre premenstrual es normal, así que come más cuando tengas más hambre, sin que ello se convierta en comer mal y a base de bollería, dulces, etc. Ahora bien, si estos días te place comerte un poco de chocolate o dulce, hazlo y disfrútalo, tampoco pasa nada. 
Recuerda potenciar a diario la ingesta de hortalizas, frutas y legumbres. Y evitar el consumo de alimentos con un índice glucémico elevado (dulces, bollería, etc.).
No llevar una alimentación restrictiva y de baja densidad nutricional
Reducir el consumo de estimulantes durante todo el mes.
Algunos alimentos pueden ayudar a reducir la inflamación, como los frutos rojos, hortalizas como las crucíferas, algunos alimentos fermentados. Pero lo más importante es cambiar hábitos en general.
Ajusta el reloj biológico: reducir la exposición de pantallas por la noche, dormir de noche y no acostarse muy tarde, tener un sueño reparador.
Realizar ejercicio físico regular: Importantísimo para mejorar el ciclo menstrual.
Para llevar un control de tus ciclos menstruales te recomiendo descargarte alguna aplicación de calendario menstrual (yo utilizo la app “P.C.”)

Estefania Ribes Gilabert
Dietista-Nutricionista y Licenciada en Tecnología de Alimentos
 

¡Suscríbete!