GUILLERMO ARES/ Se nos encoge el cerebro

GUILLERMO ARES/ Se nos encoge el cerebro
  03/04/2021

Dicen los estudios que en lugar de hinchar nuestro cerebro con información el pobre se va encogiendo por falta de ingresos.

            De unos años a esta parte se ha empobrecido la lectura reemplazada por la imagen en movimiento a la vez que tampoco se escribe.

            La falta de interés por adquirir conocimiento es provocada por los modernos métodos de Comunicación basados en lo fácil, aquello que no necesita análisis ni esfuerzo mental.

            La nula utilización de tiempos de verbos del pasado o futuro encajona a toda una  sociedad en el presente, dejando sin historial de vida, sin referentes como para no repetir errores.

            La esperanza es otra gran desconocida en este tiempo que nos toca, la de un futuro cercano muy incierto desmotiva sin piedad.

            Quienes hoy tienen el control de la Comunicación, tanto los poderosos como los pobres ingenuos manipulados convencidos que lo están haciendo bien, lo están haciendo mal, la prueba es evidente.

            Si Hitler hubiese tenido a su  disposición la televisión y la tecnología que disfrutamos desde hace tres décadas, hoy seríamos  todos altos, rubios y de ojos azules.  Sin embargo, en los últimos treinta años sólo vamos hacia atrás, cuanta más tecnología punta más nos estupidizamos, hasta que por fin seremos unos autómatas descerebrados dominados por cuatro genios que habrán conseguido sacar partido a tanta ignorancia.

            No es para preocuparse, por ahora el proceso va lento, está claro que esos cuatro aún no han nacido.

            Mientras la sociedad se va ocupando en vaciar cerebros para hacer más sencilla la tarea  a los futuros poderosos, porque ellos tampoco serán lumbreras, bastará con superar en muy poco al resto.

¡Suscríbete!