Hay cuatro tipos de personas según cómo se toman la Navidad

Hay cuatro tipos de personas según cómo se toman la Navidad
  02/01/2018

INÉS ROIG (*)

Si todas las personas estuviéramos siempre de acuerdo en todo, ¿el mundo sería un lugar mejor o un aburrimiento tremendo? Para bien o para mal, nunca pensaremos todos igual.

            La Navidad no es ninguna excepción.

            Para conocer de forma científica qué opinan los españoles realmente de esta época, se han analizado los sentimientos, las relaciones y las comidas que se producen durante estos días, a partir de una muestra, la mitad hombres y la otra mitad mujeres, mayores de 18 años.

            Uno de los datos más representativos es que el 26% de los encuestados reconoció que adora la Navidad, mientras que solo un 6% se manifestó radicalmente en contra, asegurando incluso odiarla. Entre las emociones positivas que se observaron, la alegría y la ilusión fueron las más características.

            El estudio también ha querido conocer qué opinan los españoles sobre las compras y los regalos. En este sentido, se comprobó que nos gusta más recibir que hacer regalos.

            En cuanto a los sentimientos nostálgicos también aseguraron que abrir regalos y reencontrarse con familiares son sus mejores recuerdos de la infancia. Sin embargo, el 16% dijo que las fiestas se han vuelto más comerciales, el 25% suele echar en falta a las personas que ya no están y un 35% siente tristeza.

            Al hilo de los recuerdos, los españoles se sienten mucho más vinculados a los Reyes Magos, que a Papá Noel. Si hablamos de clichés, el que menos soportan los españoles son los jerséis navideños, como también un 10% reconoce detestar las visitas de los niños pidiendo el aguinaldo por el vecindario.

            No existe una única manera de entender a Navidad. Existen diversos factores: culturales, psicológicos, sociológicos, religiosos, simbólicos y familiares que hacen que cada persona se sienta de forma diferente.

            1. Hedonista: Para él la Navidad es un periodo festivo, una oportunidad para disfrutar y pasarlo bien. Sin embargo, este tipo de persona siente muy poca vinculación con las fiestas (sentimientos más familiares).

            2. Bonder: Para este perfil la familia está por encima de todo, por lo que la Navidad se convierte en un momento para estar juntos, así como para reencontrarse con gente a la que hacía tiempo que no veían.

            3. Gruñón: La Navidad, para esta persona, es un periodo de híper consumismo y falsedad social. Ha de relacionarse con sus familiares de manera obligada, y nunca ve ventajas o aspectos positivos.

            4. Nostálgicos: Se siente cercano al espíritu festivo, pero no es capaz de disfrutarlo, sobre todo porque piensa más en los que no están que en lo que aún puede hacer.

            Lo ideal, sería situarnos en un término medio y coger las cosas buenas de cada uno de los diferentes perfiles. ¿Cómo sería esta persona? Alguien que sepa disfrutar, que viva el momento, pero que también dedicase tiempo a reunirse con los seres queridos.

(*) Farmacia Las Marinas.

Subscriu-te!