Canfali Marina Alta

HLA GRUPO HOSPITALARIO SAN CARLOS/ Frente el cáncer, mejor prevenir que curar

HLA GRUPO HOSPITALARIO SAN CARLOS/ Frente el cáncer, mejor prevenir que curar
  29/03/2017

 

Es importante que la población general participe en los programas de cribado de diferentes tipos de cáncer y que incorpore hábitos de vida saludables. La cirugía sigue siendo, en la mayor parte de los casos, el arma fundamental para la curación de un buen número de tumores.

            La palabra cáncer es algo que nadie quiere oír, pero la realidad es que en los últimos años se ha convertido en un verdadero problema para la salud pública, estimándose que para 2020 serán diagnosticados cerca de 250.000 nuevos casos en España. Además, hay más de 100 tipos en total, aunque los más comunes en varones son el de próstata, el de pulmón y el de colon, y en las mujeres el de mama, el de colon y el de útero.

            La importancia de una vida saludable

Aunque el padecer cáncer o no tiene en cuenta muchos factores que no pueden controlarse, como la genética o el azar, sí que está en nuestras manos adoptar unos hábitos de vida saludables que reducirán las posibilidades de padecer algún cáncer considerablemente. Por esta causa, la prevención primaria tiene una importancia fundamental. “

            Hay hábitos que dejan mella y aumentan las probabilidades de padecer este tipo de enfermedad, tal como se confirma en distintas guías editadas por organizaciones de prestigio internacional, donde incluyen en sus recomendaciones evitar el uso del tabaco y limitar la exposición al alcohol y a la radiación solar”, explican desde el Servicio de Oncología, compuesto por los doctores Ricardo Yaya, Carlos Fernandez Martos y Andrés Poveda Velasco del Hospital HLA San Carlos.

            Además, según los profesionales del centro dianense, aparte de evitar ciertos comportamientos, cobra la misma importancia la incorporación a nuestra rutina de una dieta equilibrada con abundantes frutas y verduras, evitando las conservas cárnicas y limitando el consumo de carnes rojas, junto con un aumento en la actividad física, que contribuirá a prevenir algunos tipos de cáncer como el de colón.

            Y tampoco podemos olvidarnos de la vacunación, como en los casos de la hepatitis B o el virus del papiloma humano, ya que serán fundamentales en la disminución de la incidencia de tumores primarios hepáticos y del cuello uterino, respectivamente. Pero esto no es lo único a lo que debe considerarse, también hay que ser consciente de la importancia de la llamada prevención secundaria. “Es indispensable que la población general participe en los programas de cribado de diferentes tipos de cáncer, ya que han demostrado su eficacia en la disminución de su prevalencia y mortalidad”, aconsejan los facultativos del Hospital HLA de Dénia, y especifican que “se recomienda la realización de una mamografía bianual en mujeres entre los 50 y los 69 años para el diagnóstico precoz del cáncer de mama. Del mismo modo, se recomienda la práctica de un sencillo test de sangre oculta en heces bianual entre los 50 y los 74 años, o bien una colonoscopia cada 10 años, para la prevención del cáncer colorrectal. Las citologías anuales o bianuales del cérvix uterino se recomiendan a todas las mujeres entre los 25 y los 60 años de edad”.

            ¿Cuáles son los tratamientos más efectivos?

            “En cuanto al tratamiento, la cirugía sigue siendo, en la mayor parte de los casos el arma fundamental para la curación de un buen número de tumores. Sin embargo, el papel de la radioterapia y la quimioterapia es de gran importancia a la hora de disminuir las tasas de recaída de aquellos tumores que, habiendo sido extirpados con éxito, presentan factores de alto riesgo de recaída. Del mismo modo, la quimioterapia tiene un papel principal en el tratamiento de aquellos tumores que por su extensión local o su diseminación a distancia no permiten una intervención quirúrgica curativa” comentan los oncólogos del HLA de San Carlos.

            En los últimos años, los tratamientos han mejorado mucho debido a la gran cantidad de avances científicos y tecnológicos en este campo. Por ejemplo, la inmunoterapia y el desarrollo de ‘terapias dirigidas’ han conseguido aumentar las expectativas de supervivencia de pacientes diagnosticados de tumores no susceptibles de un tratamiento quirúrgico curativo. “Estas terapias dirigidas, mediante pruebas moleculares practicadas en sangre del paciente o sobre muestra tumoral, permiten seleccionar un grupo de pacientes que serán altamente sensibles a ese tratamiento evitando las toxicidades propias del mismo a los pacientes que no vayan a beneficiarse de ellas”, aclaran los facultativos.

            En cualquier caso, el tratamiento del cáncer requiere de un equipo multidisciplinar que aborde el caso de cada tumor desde una perspectiva global integrando todas las opciones terapéuticas que pueden ofrecer las diferentes especialidades. La Unidad de Oncología Médica del Hospital HLA San Carlos, integrada por especialistas con dilatada experiencia en los distintos ámbitos de la Oncología, ofrece una atención integral y personalizada para cada paciente, valorando las distintas opciones posibles ante cada caso y ofreciendo soluciones para cada situación clínica. Estas diferentes soluciones incluyen desde el uso de fármacos antitumorales de última generación, hasta el seguimiento coordinado de cada caso con las diferentes como la cirugía o la radioterapia.

 

Cercar notícies
Agenda