La hostelería y el ocio nocturno se sienten discriminados por la Generalitat

La hostelería y el ocio nocturno se sienten discriminados por la Generalitat
  11/09/2021

Esperaban tener un horario más amplio y poder consumir en las barras

La denominada Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la COVID-19 ha dado luz verde a las nuevas medidas ante la pandemia, que implican el fin del toque de queda en los municipios donde aún se mantenía esta restricción y una flexibilización en el horario de cierre de los establecimientos de hostelería. La patronal consideran excesivas las restricciones al sector y opinan que “seguimos pagando los platos rotos”.

            Desde el martes, se incrementa la ocupación de mesas en el interior, que pasa de 6 a 8 personas, y se mantiene el límite de ocupación en exteriores, fijado en 10 personas por mesa. Asimismo, se permite el uso de la barra únicamente para retirada de consumiciones. Por otro lado, se mantiene el aforo del 50% en la celebración de eventos multitudinarios en interior, con un máximo de 1.500 personas; y en el caso de que se pueda dividir el espacio por sectores, se permitirá un máximo de dos sectores de hasta 1.000 personas cada uno.

            Pero el horario es el aspecto más controvertido. Se mantiene el cierre de bares, restaurantes y salones de banquetes a las 1 horas y se amplía el de pubs y discotecas a las 3 h. Respecto a los locales de ocio nocturno, el aforo máximo será del 50% en interior, se podrá utilizar la barra para la retirada de consumiciones, no se permitirá el baile y la última consumición se podrá realizar hasta las 2.30 h.

            Los hosteleros se sienten discriminados y se quejan de que no van a poder trabajar “con tranquilidad” mientras que el gobierno autonómico ha tenido manga ancha en otros ámbitos, como los actos festeros y deportivos. Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (Aehtma) entienden que, tras el notable descenso de la incidencia de la pandemia, las restricciones al sector siguen siendo excesivas. Esperaban que los locales de ocio nocturno pudieran cerrar más tarde y poder utilizar las barras para consumir. Otra de sus críticas es que se ha creado cierta confusión ya que desde la Generalitat se indica que el número máximo de personas que puede haber en una mesa pasa de 6 (una cifra que nunca antes se había dado) a 8.

            A juicio de Aehtma, se tendría que haber respetado el decreto autonómico de horario y fijar los cierres en función de la actividad. Por ejemplo, rechazan que se hayan equiparado los salones de banquetes a los restaurantes, por lo que se ponen dificultades a la celebración de bodas y otro tipo de celebraciones. “Muchas personas estaban esperando la llegada de septiembre para casarse y hacer las celebraciones con normalidad o media normalidad”, afirman. Este tipo de establecimientos tendrá que cesar su actividad a las 12.30 de la noche, debiendo dejar de servir media hora antes.

            Los empresarios de hostelería recalcan que “después de lo que ha pasado con las fallas, con pocas restricciones y con las imágenes que hemos visto, es lamentable que vuelvan a constreñirnos”. “Nos vuelven a incriminar de lo que está pasando y todas las restricciones afectan solo a la hostelería y el ocio nocturno”, añaden.

            Por otro lado, a la asociación le ha resultado llamativo que en la exposición de motivos del decreto de la Generalitat “se han utilizado los mismos argumentos que en nuestras alegaciones anteriores”.

¡Suscríbete!