La Incontinencia de orina

  02/05/2016

MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

¿Qué es la incontinencia urinaria?
La incontinencia urinaria es la pérdida del control vesical e implica un importante impacto psicológico y social y puede afectar gravemente el estilo de vida del paciente. Aunque es común que el paciente afectado de incontinencia no le dé la importancia que merece, sin intentar aclarar el tipo y determinar si es pasajera, reversible o simplemente buscar una opinión especializada.

¿Cuáles son las causas?
Las causas son múltiples, entre las que destacan la inestabilidad del detrusor (vejiga espástica), incontinencia por rebosamiento, por esfuerzo o simplemente una incontinencia falsa (funcional).
También se puede encontrar secundaria a anormalidades anatómicas, esfuerzo físico, urgencias relacionadas con infecciones o enfermedades del sistema nervioso, o el goteo que acompaña a una vejiga fláccida distendida en exceso.

¿Cuáles son los síntomas?
La incontinencia es la incapacidad para contener la salida de orina, de tal manera que este padecimiento puede encontrarse en múltiples patologías.
Inestabilidad del detrusor (vejiga espástica o sin inhibición): la vejiga neuropática es la causa más común de incontinencia crónica en pacientes con demencia senil tipo Alzheimer. El volumen vesical es pequeño y las contracciones sin inhibición del detrusor originan la incontinencia.
Incontinencia por rebosamiento: normalmente ocurre en varones de edad avanzada con hipertrofia prostática benigna y obstrucción parcial de la desembocadura vesical, así mismo las grandes vejigas neuropáticas que se presentan en la diabetes y la tabes dorsal pueden ocasionar incontinencia por rebosamiento. Otra causa es la provocada por los fármacos con efectos anticolinérgicos (atropina, tratamiento de la hipertensión arterial, antihistamínicos) que causan retención urinaria y en forma secundaria la incontinencia por rebosamiento.
Incontinencia por esfuerzo: es un problema común en mujeres posmenopáusicas y puede deberse a deficiencia de estrógenos, atrofia uretral y vaginal o relajación del piso pélvico. Si está última es grave la incontinencia puede ser persistente.

Tratamientos y Recomendaciones.
Es importante encontrar el factor desencadenante de la incontinencia, ya que muchos trastornos que se acompañan de incontinencia son curables.
Incontinencia falsa: puede ser útil restringir los líquidos por la noche, especialmente el café y el té.
Para prevenir la pérdida de orina en la noche, hay que evitar el administrar diuréticos de acción rápida si es posible. Pero la solución a este tipo de incontinencia es llevar al enfermo periódicamente al ginecólogo.
Incontinencia por esfuerzo y relajación del piso pélvico: Se administra etinilestradiol oral cada tres días. En la relajación del piso pélvico se recomienda ejercicio para fortalecer la musculatura de esta zona. El cistocele y la relajación grave del piso quizá requiera de cirugía o en su defecto por riesgo quirúrgico alto o que rechazan la operación, un pesario puede ser la solución.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Subscriu-te!