La terapia hormonal para la menopausia reduce el tejido graso abdominal

La terapia hormonal para la menopausia reduce el tejido graso abdominal
  01/04/2019

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

La distribución de la grasa podría explicar el menor riesgo de diabetes asociado al consumo de lácteos. La distribución de la grasa y no tanto su cantidad se relaciona con el riesgo cardiovascular y la grasa abdominal aumenta el riesgo de cáncer en las mujeres posmenopáusicas. Las mujeres que se someten a terapia hormonal para aliviar los síntomas de la menopausia tienden a tener menos tejido graso, particularmente en el abdomen, que otras mujeres menopáusicas.

            “Cuando estudiamos una gran muestra de mujeres para comprender mejor el efecto de la terapia hormonal menopáusica sobre la composición corporal, nuestra investigación reveló que las mujeres tenían menos probabilidades de acumular tejido graso abdominal mientras se sometían a la terapia hormonal de la menopausia”. “Sin embargo, el efecto protector desapareció rápidamente después de que las participantes dejaron de recibir la terapia hormonal de la menopausia”.

            Los investigadores examinaron los datos de un subestudio de CoLaus, un estudio prospectivo en curso para evaluar los factores que afectan a los resultados de la enfermedad cardiovascular. Los participantes en el subestudio, llamado la cohorte OsteoLaus, fueron mujeres posmenopáusicas entre las edades de 50 y 80 años. Se preguntó a las 1.086 participantes sobre su uso actual y pasado de la terapia hormonal de la menopausia. Todas las mujeres se sometieron a escáneres de absorciometría de rayos X de energía dual (DXA) para medir su composición corporal.

            Las mujeres que estaban entonces en terapia hormonal menopáusica exhibieron niveles significativamente más bajos de tejido adiposo abdominal que las mujeres que nunca habían recibido terapia hormonal para la menopausia. Las mujeres que estaban tomando terapia hormonal para la menopausia también tendían a presentar niveles de masa grasa un poco más bajos y medidas del índice de masa corporal.

            Entre las mujeres que habían usado anteriormente terapia hormonal para la menopausia, el análisis no encontró efecto residual en el tejido adiposo abdominal. Independientemente de cuánto tiempo las mujeres se sometieron a la terapia hormonal de la menopausia y cuánto tiempo había transcurrido desde que usaron MHT, los resultados sugirieron que experimentaron un rebote rápido en la acumulación de grasa.

            “La grasa abdominal representa un riesgo para la salud cardiovascular y ósea. Cuando las mujeres detienen la terapia hormonal de la menopausia, deben ser conscientes del riesgo e, idealmente, tienen que aumentar su actividad física para combatir la posibilidad de aumento de peso”.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Subscriu-te!