Canfali Marina Alta

¿Qué podemos hacer para afrontar sin problemas la vuelta al cole?

¿Qué podemos hacer para afrontar sin problemas la vuelta al cole?
  21/08/2017

VERÓNICA MONSONIS (*)

 

Después de tantos días de vacaciones la vuelta al cole siempre supone una dura adaptación no solo para los niños, sino también para los padres. Los madrugones, las prisas, las rutinas, los horarios... Dependerá mucho de nuestra actitud para que los niños afronten esta situación de manera exitosa.

            Aunque siempre debemos estar atentos, y a pesar de que al principio les cueste un poco, todos los niños acaban adaptándose; aun así es aconsejable que les hagamos más fácil y agradable esta vuelta a las clases.

            ¿Qué podemos hacer para afrontar sin problemas la vuelta al cole?

            En primer lugar, es imprescindible hacerles ver los aspectos positivos: reencuentro con los compañeros si coincide con alguno del cole, amigos nuevos, excursiones y visitas escolares... Es recomendable con los niños que empiezan por primera vez el colegio, que hablemos con ellos sobre lo que es ir al colegio, lo que harán allí, lo que aprenderán... y sobre todo es muy importante que les acompañemos nosotros mismos el primer día del comienzo de las clases; hay que vivir este primer día con ilusión y de forma positiva para que ellos puedan afrontarlo sin problemas.

            En segundo lugar, es aconsejable comunicarnos diariamente con nuestros hijos; vivir su día a día; que nos hagan partícipes de sus experiencias diarias, de sus logros, de sus fracasos, de sus dudas... Es importante poder animarles u orientarles por tal de trasmitirles seguridad y confianza en lo que hacen. Una vez en el cole, intentad interesaros por todo lo que hace: a que juega, con quien se sienta, que ha hecho en clase... Muchos no quieren responder y alegan simplemente a “no me acuerdo”; pero es muy importante que potenciemos y entrenemos en comunicarnos y dialogar con ellos.

            Fundamental no reñirle ni recriminarle ni juzgarle, porque estaremos dando pie a que no nos cuenten nada en el futuro, pues pensaran que si han hecho algo mal les reñiremos o castigaremos.

            Recordad que el diálogo con nuestros hijos, es el “as” que debemos gastar continuamente para relacionarnos entre nosotros y propiciar que conversen y nos cuenten todo aquello que pueda preocuparles.

            Si establecemos un clima de confianza, los niños se sentirán escuchados y queridos, no juzgados, lo que también ayudara a que desarrolle su autoconcepto de forma adecuada y tenga una autoestima elevada.

            Por último, no debemos sobrecargarles con actividades extraescolares; además, es necesario crear unos hábitos diarios de alimentación, horas de sueño y horario dedicado al estudio por tal de hacerles más llevadera su rutina diaria y puedan hacer frente al cansancio, fatiga, apatía o aburrimiento que puedan crear las clases.

 

(*) Psicóloga. Máster en Psicología Clínica y experta en Atención Temprana.

Cercar notícies
Agenda