Trabajando la autoestima: La ventana de Johari

Trabajando la autoestima: La ventana de Johari
  08/08/2020

VERÓNICA MONSONIS (*)

 

¿Te atreves a ser tú mismo?

Dada la situación actual que estamos viviendo, en la que cuidarse debe formar parte de nuestro día adía, hoy propongo un ejercicio que nos puede ayudar a cuidar nuestra autoestima, a valorarnos y aceptarnos tal y como somos, sabiendo que hay cosas que pueden mejorarse y que nos ayudarán a desarrollarnos emocionalmente.

¿Sabes qué es la Ventana de Johari y para qué se utiliza?

En la década de los 60 se crea la ventana de Johari, una herramienta muy útil de la piscología cognitiva. Este modelo se usa para trabajar tanto en sesiones individuales como grupales, con el objetivo de trabajar nuestra autoestima, reflexionar sobre ella y atrevernos a ser nosotros mismos.

La ventana de Johari explica cómo procesamos la información desde dos puntos de vista: el nuestro propio y el de las personas de nuestro entorno. La clave es estar dispuesto a atender los comentarios que otras personas nos hacen para conocernos mejor. Cabe destacar que los conocimientos que tengamos sobre nosotros mismos, facilitarán las relaciones con los demás y mejoran la autoestima.

La ventana de Johari se divide en cuatro cuadrantes o ventanas. Estos cuadrantes están permanentemente interactuando entre sí, por lo que, si se produce un cambio en un cuadrante, este cambio afectará a las demás áreas.

Cuadrante 1: A PLENA LUZ.

¿Qué muestras de ti a los demás? Sería como nuestra área pública, aquello que sabemos de nosotros mismos que también es conocido por los demás. Una persona que se abre en este cuadrante, vive sin miedo a que los demás la conozcan. Para empezar a crear tu propia ventana puedes describirte a ti mismo con unas palabras.

Cuadrante 2: LA ZONA CIEGA

¿Qué podrías preguntar a los que te conocen sobre lo que ven en ti? Es la parte que los otros perciben pero nosotros no, es decir, lo que no sé sobre mí pero que los demás conocen; aquello que comunicamos sin saberlo. Para ello, sería necesario un intercambio de información personal.

La zona ciega puede disminuir si nos abrimos a los demás y sus opiniones harán aumentar el conocimiento en uno mismo. Puedes pedirle a tu círculo más cercano que te describan con unas palabras para así conocerte a ti mismo mejor.

Cuadrante 3: LA CARA OCULTA

¿Qué aspectos tuyos te gustaría relevar a los demás? Es el espacio personal privado, lo que sé sobre mí que escondo a los demás porque no queremos compartirlo. Son nuestras ideas, sentimientos, secretos o miedos y son ocultados porque pensamos que no nos van a aceptar o a comprender.

Si desarrollamos la autoestima, se puede abrir más este cuadrante porque se aumenta la confianza en uno mismo y en los demás. Por contra, si ocultas cosas a tu familia o amigos podría crearte problemas futuros impidiendo que otras ventanas se puedan abrir.

Cuadrante 4: EL DESCONOCIDO

¿Qué dicen tus sueños? Es la parte más desconocida y misteriosa del subconsciente, que ni uno mismo ni los demás pueden ver. Un área donde se encuentran capacidades y habilidades ocultas o una ventana desde donde podemos explorar cosas nuevas.

Si te animas a hacer este ejercicio, seguramente descubrirás habilidades y puntos fuertes que no sabías que tenías.

González Márquez, C. (2016). Trabajando la autoestima. La ventana de Johari. Recuperado el 03 de agosto de 2020 de https://www.celiagonzalezmarquez.com/trabajando-autoestima-ventana-johari/

Coaching para docentes. (2020). La ventana de Johari. Recuperado el 03 de agosto de 2020 de https://www.espacioemociona.com/la-ventana-de-johari/

 

(*) Psicóloga. Máster en Psicología Clínica y especializada en Educación Emocional y en Atención Temprana.

Subscriu-te!