Un grupo ecologista alega contra las normas urbanísticas transitorias para Xàbia porque no frenan la construcción

Un grupo ecologista alega contra las normas urbanísticas transitorias para Xàbia porque no frenan la construcción
  28/04/2021
Consideran que hay que cambiar el modelo de viviendas nuevas por el de reformas

La Colla Ecologista Segària-Ecologistes en Acció Marina Alta ha recurrido ante la Conselleria de Política Territorial, Obres Públiques i Mobilitat el proyecto de normas urbanísticas transitórias para el municipio de Xàbia, por considerar que darían continuidad “al modelo de expansión urbanística” actual y que acarrea “consecuencias claramente negativas”. En su recurso en formato de alegaciones, advierten que el término de Xàbia ya está suficientemente masificado “y por eso pedimos una normativa que, explíciamente, prohiba la construcción de nuevos edificios destinados a vivienda”. “Ya hay suficientes viviendas en Xàbia, y si se hacen nuevas obras que sean reformas de edificios ya existentes”, aclaran.

Los ecologistas advierten del impacto que ejerce sobre el medio ambiente “la multiplicación innecesaria de las superficies urbanizadas dentro del término municipal que han modificado de una manera irreversible el territorio”, tanto para la fauna y la flora como también sobre el calentamiento glogal. Además, apuntan a la problemática de los residuos que plantea el actual modelo de expansión urbanística, especialmente en el tema de las aguas residuales, así como a las inuncaciones que sufre el municipio por las deficiencias estructurales “graves”. “Continuar con la construcción supone aumentar la cantidad de coches que circulan por caminos y carreteras, es decir, aumentar la masificación, las molestias y la contaminación”, advierten.

En contraprestación, proponen un model de “reformas si, nuevas construcciones no”, que podría ser pionero en todo el territorio valenciano, “y que puede servir de modelos de otras localidades costeras que también han sufrido durante décadas de expansión urbanística desmesurada”. 

Por tanto, exigen que la normativa urbanística transitoria, que el Ayuntamiento aprobó como provisional hasta el nuevo Plan General, “prohiba explícitamente la construcción de nuevos edificios destinados a viviendas o servicios relacionados con el turismo”. También piden que se tomen medidas para detener completamente este modelo de expansión urbanística, y que se resuelvan infraestructuras de servicios como la EDAR, el alcanterillado, el emisario submarino y otros colectores de agua de lluvia.

¡Suscríbete!