El adiós, ahora sí definitivo, de los Bradmis 

  • El adiós, ahora sí definitivo, de los Bradmis 
  • El adiós, ahora sí definitivo, de los Bradmis 
  • El adiós, ahora sí definitivo, de los Bradmis 
  • El adiós, ahora sí definitivo, de los Bradmis 
  16/05/2021

El grupo de Xàbia que saltó a la fama al ritmo de los Beatles cuelga las guitarras tras medio siglo y una prórroga de cinco años

 

Ahora sí parece el fin definitivo de los Bradmis, el conjunto javiense que hizo mover las caderas a los jóvenes de los sesenta y setenta de la comarca al ritmo de los grupos más afamados de entonces, con cuyas iniciales compusieron el nombre del cuarteto: los Beatles, los Rolling Stones, The Animals, Dúo Dinámico, Mustang, Iracuñas y Shadows. Cuatro músicos que iniciaron su andadura en 1965 siendo unos gallardos adolescentes que no eran conscientes del destino al que les iba a arrastrar la popularidad que alcanzaron. 

Pedro Andrés -guitarra, bajos y voces- fue uno de ellos, el que ha perdurado todos los ciclos, hasta completar los cincuenta y cinco años en los escenarios. Ya dijeron adiós en 2015 tras cumplir medio siglo, pero hubo una prórroga forzada por sus seguidores. “No dejaron de hacernos encargos”, asegura Andrés, “pero ahora sí es la retirada definitiva”, asegura. 

Juan Torres -cantante, guitarra rítmica i compositor-, Pepe Mayor -teclados, guitarra solista y voces- y Pepe Buigues -batería y voces-, fueron sus otros compañeros, con los que arrancó una aventura que supuso el despertar de la música moderna y desenfrenada en la comarca y que rompió con los bailes más convencionales de salón. 

El despegue de los Bradmis fue espectacular. Ni tan siquiera el servicio militar, que les pilló en pleno proceso de expansión, pudo con ellos. Pronto romperían fronteras para dar el salto por toda el territorio español y alcanzar las televisiones, participando en programas de gran audiencia como el Club de Mediodía o Estudio Abierto, que presentaba José María Íñigo. La fama les obligó a instalarse en Castelldefels -Barcelona- donde desarrollaron un calendario de actuaciones frenéticas, incluso algunos directos en varios programas de radio. En la Ciudad Condal grabaron su primer sencillo, con dos canciones, antes de cerrar su primera etapa como grupo. Posteriormente, ya a mitad de los ochenta, regresaron como orquesta, con la incorporación de Juan Pons -trompeta- y Diego Fluxià -saxo-, y el nuevo batería Juan José Gómez. Se convirtieron entonces en una orquesta de calle, como eran conocidos aquellos grupos que recorrían las verbenas de las fiestas populares de los pueblos. 

En los noventa el grupo tomó un nuevo rumbo y se reconvirtió en trío, con Juan Torres y Pedro Andrés, a los que se sumó Antonio Catalá al teclado. Los Bradmis continúan dando guerra y animando las fiestas y bodas de toda la comarca. Dos décadas después, en el 2012, Torres abandona y cede el testigo a su hijo Juanvi Torres, con el que continúa la aventura hasta 2015, que deciden poner fin al proyecto, dejando atrás una trayectoria de hasta sesenta obras propias, todas ellas compuestas por Torres, con títulos insignes como el de Mañana mi Jávea.

Superada la prórroga de cinco años, el cierre ya es ahora definitivo. “No esperaba nunca llegar hasta donde hemos llegado”, asegura Andrés, tras 55 años sobre los escenarios. Se siente felizmente abrumado y enormemente agradecido por el cariño que ha recibido de la gente en todos estos años. En definitiva, toda su vida. “Ha sido maravilloso, me he sentido muy querido”, resume. La pandemia les pilló con los instrumentos preparados para amenizar el sábado 14 de marzo una boda en los Salones Carrasco. Fue el día que se paró el mundo, el mismo en el que se puso en marcha el confinamiento que duró largas semanas. Al final han concluido que debían terminar de una vez. Todavía con un par de encargos pendientes en el aire, y quedándose con ese regusto de que podrían dar más de sí. 

A finales de 2019 recibieron un último homenaje público, con motivo de la presentación del libro 150 anys de música i ball a la Marina Alta, una obra dirigida por Paco Carrió y coordinada por Toni Reig que dedica un amplio capítulo a los Bradmis. Fue una de las últimas veces que se pudo escuchar Mañana mi Jávea interpretada por este mítico grupo.  

¡Suscríbete!