El coronavirus se desboca en la comarca: 187 nuevos casos en la última semana

El coronavirus se desboca en la comarca: 187 nuevos casos en la última semana
  09/07/2021

El 30% de las personas citadas no acude a vacunarse

 

La evolución de la pandemia de la COVID-19 en la Marina Alta es preocupante, especialmente en los municipios del litoral, donde los casos se han disparado en los últimos días. Xàbia y Calp han pasado a la situación de riesgo extremo. Desde Salud Pública, se ha advertido que se prevé un empeoramiento de la incidencia de la enfermedad.

            Durante esta semana la Conselleria ha notificado 187 nuevos casos, de los que 119 corresponden a los datos de ayer viernes. La mayor parte de los casos afectan a gente joven de hasta 29 años y no se han producido contagios entre personas de más de 65 años. Según la información oficial, el origen de los brotes son actividades de ocio, bodas, comuniones y alguna reunión de empresa.

            Respecto a los datos hechos públicos este viernes, en Xàbia y Calp se han detectado 30 nuevos casos en cada municipio mientras que en Dénia hay otros 28 contagios. El resto de los casos se encuentran en El Verger (6), Pego (4), Benissa (3), Gata (3), El Poble Nou de Benitatxell (2), Ondara (2), Els Poblets (1), Orba (1), Pedreguer (1) y Senija (1).

            Pese a todo, en el Hospital Marina Alta no hay ninguna persona ingresada.

            La incidencia acumulada en la comarca se sitúa en los 165,86 casos por 100.000 habitantes frente a los 78,5 que había la semana pasada.

            Respecto a la vacunación, el 52% de las personas de la comarca ha recibido la primera dosis y el 40% tiene las dos. La semana que viene está previsto administrar 10.000 dosis de diferentes vacunas. Pero se ha planteado un problema, ya que el 30% de las personas citadas no acuden a su cita de la vacunación y eso es preocupante.

 

EL BOTELLÓN SERÁ FALTA GRAVE

 

            El repunte de casos de COVID-19 en la Comunitat ha conllevado nuevas medidas restrictivas por parte de la Generalitat. Una de ellas es el aumento de las multas para quienes hagan botellón. A partir de ahora este tipo de reuniones en la calle será considerado como una infracción grave, que implicará multas desde 600 a 30.000 euros, según ha anunciado la consellera de Interior, Gabriela Bravo.

            La nueva norma prohíbe el consumo colectivo de cualquier tipo de bebida en la vía pública o demás espacios abiertos al público, cuando la policía constate que se dificulta la adopción de las medidas sanitarias de prevención o del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal. Además, se califica como infracción grave la participación y, como muy grave la organización de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de acto equivalente, de carácter privado o público, que impliquen una aglomeración o agrupación de personas y donde tampoco se puedan mantener las medidas sanitarias.

            Gabriela Bravo explicó que “en este tipo de fiestas y de reuniones es donde tenemos el mayor índice de contagios, por lo que el denominado botellón se está convirtiendo en un gran factor de riesgo”.

  Este sábado han entrado en vigor las nuevas medidas para contener la evolución de la pandemia. El gobierno valenciano ha cerrado el ocio nocturno, aunque los locales podrán seguir funcionando como bares y cafeterías. También se ha aprobado la limitación del número de personas por mesa en la hostelería, que será de un máximo de 10 en exteriores y 6 en interiores; así como la reducción del aforo en espectáculos masivos.

            Además, se ha solicitado al TSJCV que avale la posibilidad de limitar las reuniones sociales a un máximo de 10 personas, tanto en el ámbito privado como en el público, y el toque de queda entre la una y las seis de la madrugada en 40 municipios donde los datos son más preocupantes.

¡Suscríbete!