El sector hostelero pasa por momentos críticos y se enfrenta a un invierno “durísimo”

El sector hostelero pasa por momentos críticos y se enfrenta a un invierno “durísimo”
  16/01/2021

“Estamos pagando los platos rotos de la pandemia, nos están matando”

“Una vez más se nos está criminalizando y la gente empieza a estar cansada”

 

La decisión de adelantar el cierre de la hostelería a las cinco de la tarde ha caído como un saco roto sobre un sector castigado especialmente por la pandemia y las restricciones. Hoy se cumplen diez días desde que entrase en vigor esta medida, así como la limitación del número de comensales a cuatro por mesa, la prohibición de fumar en las terrazas o la reducción del aforo al 30%. Si sumamos las pérdidas que se arrastran desde que se decretasen el confinamiento y el estado de alarma o la dureza del invierno para un sector que afronta este año su peor cuesta de enero, el panorama es desolador. La hostelería, que se siente el blanco de las miradas de la pandemia, insiste en pedir ayudas directas y en que se la deje de estigmatizar. Los próximos meses se presentan difíciles, si es que existe el más difícil todavía. Y mientras, los contagios se siguen disparando.

            Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Marina Alta (AEHTMA) son conscientes de la gravedad de la situación, pero no se entiende “por qué siempre hemos de ser nosotros”. “Somos los únicos que estamos sufriendo restricciones -señala la gerente de la entidad, Reme Cerdá- cuando nos hemos ceñido al cumplimiento de las normas a rajatabla y hemos demostrado que somos seguros, como han reconocido tanto el Ministerio como los responsables municipales”. El sector está dispuesto a contribuir a frenar la pandemia en la medida de sus posibilidades, pero “no hemos de ser los únicos”. Cerdá muestra su desacuerdo con que las restricciones horarias no se apliquen a centros comerciales, grandes superficies o mercados donde se producen aglomeraciones de gente. A su juicio, el cierre a las cinco solo para la hostelería “es injusto” y “una vez más, se nos está criminalizando”.

De la misma opinión es José Manuel Piña, presidente de la Asociación de Restauradores de Xàbia (ARX) y vicepresidente de AEHTMA, quien advierte que “la solución no está en cerrar la hostelería” cuando la mayoría de los contagios se han producido en el ámbito social y no en bares y restaurantes. “No tiene sentido, por ejemplo”, subraya, “que los centros comerciales sigan abiertos por las tardes y nosotros no”.

“MESES MUY COMPLICADOS”

            José Manuel Piña vaticina que se avecinan “meses muy complicados” y señala que la prolongación de los ERTE no es una solución para quienes tienen toda la plantilla en activo. Con las nuevas restricciones, el miedo a salir de casa y una meteorología que no acompaña, algunos están optando por cerrar y dar ahora vacaciones a sus empleados a la espera de que la situación mejore de cara a la Semana Santa “porque estar abiertos no les compensa”.

También la Asociación de Hostelería de Teulada-Moraira ve el panorama muy negro y califica de “terrible” lo que está ocurriendo en una comarca y, en su caso concreto, en una población donde la dependencia del turismo es tan importante, y donde los meses de invierno se vive principalmente de los vecinos y la gente de los alrededores.

¡Suscríbete!