La autoestima

  01/04/2016

Verónica Monsonís (*)

Hola. Me llamo María y tengo 28 años. Siempre he tenido un problema de baja autoestima; nunca valoro las cosas que hago y en la mayoría de ocasiones me siento inferior a mis amigos, pues pienso que ellos hacen todo mucho mejor que yo. Sé que me cuesta confiar en mis propias posibilidades; me cuesta tomar decisiones y eso empieza a afectar a mi vida, ¿Qué puedo hacer?

La autoestima desempeña un papel esencial pues es necesaria para un desarrollo psicológico normal. Aceptarse, apreciarse y valorarse es básico para disfrutar de un relativo bienestar personal. Experimentar aprecio por uno mismo es uno de los componentes primordiales del bienestar psicológico. La ausencia de un sentimiento de autoestima o auto aprecio es un indicador frecuente en una gran cantidad de trastornos psicológicos, ya que una pobre autoestima está relacionada con conflictos de tipo emocional y conductual.

Para enfrentarse de manera eficaz a los cambios que el crecimiento y el desarrollo imponen, necesitas confiar en tu capacidad para hacerles frente. La falta de confianza en tus propias posibilidades hará que te muestres menos eficaz en tus acciones y, como consecuencia, tu autoestima se vea afectada y disminuya.

Las personas con una buena autoestima están orgullosas de sus logros, actúan de una forma positiva para conseguir su propio bienestar, asumen la responsabilidad de sus actos, toleran la frustración, se enfrentan a las situaciones nuevas y a los conflictos con energía y son capaces de mostrar una amplia gama de sentimientos. Por el contrario, las personas con poca autoestima, como puede ser tu caso, evitan situaciones difíciles o problemáticas, se perciben inferiores a los demás, se creen poco valoradas, se sienten heridas con facilidad, muestran una actitud defensiva, se frustran con frecuencia y tienden a culpar a los demás de sus propios errores.

La capacidad para afrontar los retos de la vida diaria, es un componente importante de la autoestima. Sin embargo, uno de los mayores obstáculos para el aprecio personal no es la falta de estrategias de afrontamiento, la falta de talento o de aptitudes, sino el no aceptarse como uno es, con las habilidades y debilidades propias.

Mi recomendación es que busques ayuda psicológica. El psicólogo te mostrará los recursos necesarios para valorarte y quererte más. Si te aceptas tal y como eres, podrás hacer frente a cualquier toma de decisiones, y a ver que los demás no son mejores que tú.

Ya sabéis que podéis hacerme llegar vuestras consultas a través del correo veroemotica@hotmail.com

(*) Psicóloga. Master en Psicología Clínica. Experta en Atención Temprana.
Subscriu-te!