Canfali Marina Alta

Riesgos de la administración de hormonas en la mujer menopáusica

Riesgos de la administración de hormonas en la mujer menopáusica
  14/10/2019

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

Los riesgos oncológicos que puede aportar están en relación a la mama, útero y ovarios:

            - El cáncer de mama aumenta ligeramente en las mujeres que toman hormonas en la menopausia y a partir de los cinco años de su uso, por lo que deberían realizarse un control de las mamas y una mamografía anual para prevenir este riesgo.

            - El carcinoma de endometrio aumenta claramente sólo en las mujeres que toman estrógenos sin progesterona y que tienen útero, así como el cáncer de ovario, siendo en este caso a partir de los diez años de uso, por lo que en estas mujeres se debería recetar una combinación de hormonas y no sólo estrógenos.

            Los riesgos cardiovasculares son la enfermedad coronaria, el tromboembolismo venoso y los accidentes cerebrovasculares:

            - Los estudios actuales han demostrado clara y significativamente la ausencia de beneficios de la terapia hormonal en la enfermedad coronaria y la prevención de la cardiopatía isquémica.

            - El riesgo de tromboembolismo venoso aumenta entre dos y tres veces y sobre todo durante el primer año de uso.

            - Los accidentes cerebrovasculares también aumentan ligeramente en las mujeres menopáusicas que toman hormonas y no mejoran el deterioro de la memoria en estas mujeres, por lo que no son beneficiosas para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

            También incrementa la patología de la vesícula biliar en pacientes sobre todo que toman por las hormonas vía oral y a partir de los cinco años de su uso, por lo que se deberían realizar controles periódicos en estas mujeres del funcionamiento de su vesícula biliar e hígado.

            Las mejoras en la calidad de vida de las mujeres menopáusicas se basan fundamentalmente en la corrección de los síntomas que puedan tener, por lo que la terapia hormonal es el mejor tratamiento para las mujeres que tiene síntomas y que su administración durante un periodo de cinco años no se asocia a problemas significativos para la salud de la mujer, mientras que aporta beneficios claramente demostrables.

            Como resultado de estas evidencias ha habido pronunciamiento de varias sociedades científicas que han contribuido a aclarar cuál debe ser la indicación de recetar hormonas a las mujeres menopáusicas, entre ellas la de la Sociedad Norteamericana de Menopausia, la Sociedad Internacional de Menopausia o la Asociación Española para el estudio de la Menopausia que reflejan que “la terapia hormonal es la mejor opción para la corrección de los síntomas en las mujeres menopáusicas y que no se debería recetar a las mujeres que no tienen síntomas”.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Cercar notícies
Agenda