Canfali Marina Alta

Un 15% de las parejas en edad fértil tienen dificultades para ser padres por primera vez

Un 15% de las parejas en edad fértil tienen dificultades para ser padres por primera vez
  27/03/2017

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

La edad tardía en la maternidad y paternidad es el factor más importante que explica el incremento progresivo de los problemas de fertilidad en las parejas.

            Un 15 % de las parejas en edad fértil tienen dificultades para ser padres por primera vez, lo que está provocando una demanda de la asistencia reproductiva, tal y como se ha puesto de manifiesto durante la jornada “Gestión y Optimización de recursos y resultados en reproducción asistida”.

            Y es que, según datos de Eurostat, actualmente en España las mujeres tienen a su primer hijo, de media, a los 31,8 años, la edad más avanzada de toda Europa. Junto con otras causas de tipo ambiental y sociodemográfico, la edad tardía es el factor más importante que explica el incremento progresivo de los problemas de fertilidad en las parejas españolas.

            En este sentido, actualmente hay en España en torno a un millón de parejas demandantes de asistencia reproductiva. “La demanda de las técnicas de reproducción asistida es claramente creciente y muchas veces los recursos no resultan suficientes para absorberla, lo que acaba generando en muchos lugares listas de espera de meses, e incluso años”.

            Por ello, la experta ha asegurado que el futuro de la reproducción humana asistida debe pasar por un mayor uso de las nuevas tecnologías y por una cada vez mayor comunicación “on lin” con los futuros padres, potenciando las consultas no presenciales cuando realmente la visita al hospital no aporta valor al proceso, lo que permite reducir los plazos de forma sensible y, a la postre, hacer posible que un mayor número de parejas acceda a la reproducción asistida en mejores condiciones para conseguir el embarazo.

            En este sentido, y según los resultados de un programa piloto de valoración no presencial de pacientes infértiles, puesto en marcha en 2013 y que ha conseguido aumentar en un 46 % los tratamientos de reproducción asistida con fecundación “in vitro” y en un 76 % las inseminaciones artificiales.

            De hecho, este programa ha permitido incrementar el número de pacientes diagnosticados y tratados, haciendo posible un incremento del 62 % en las primeras visitas, y todo ello manteniendo unas tasas óptimas de gestación del 40 % en cada ciclo de fecundación “in vitro”.

            “Para conseguirlo hemos apostado por hacer a las parejas partícipes y corresponsables de su propio proceso y de hecho nueve de cada diez parejas han decidido participar en este nuevo esquema asistencial”.

            Además, sin la rebaja de plazos que ha hecho posible este programa, no hubiera sido posible atender a un 11 % de las pacientes que hubieran cumplido 40 años (la edad límite para la prestación en la sanidad pública) dentro del periodo de la lista de espera anterior.

            “El actual desequilibrio entre los recursos disponibles, tanto en el ámbito público como en el privado, y la demanda creciente, nos obliga a todos a asegurar que todas las actuaciones, tanto farmacológicas como de procedimientos empleados en cada caso, sean lo más coste-efectivas posible”.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Cercar notícies
Agenda