Verrugas Genitales

Verrugas Genitales
  13/11/2017

Dr. MARIANO MARTÍN-LOECHES DE LA LASTRA (*)

Son masas suaves en la piel y las membranas mucosas de los genitales. Se pueden encontrar en el pene, la vulva, la uretra, la vagina, el cuello uterino y dentro y alrededor del ano. Suelen ser causadas por un virus, llamado virus del papiloma humano (HPV), del cual existen más de 70 tipos diferentes y son de transmisión sexual en la mayoría de los casos.

            Ciertos tipos del VPH pueden conducir a cambios precancerosos en el cuello uterino, cáncer cervical o cáncer anal. Se denominan tipos de VPH de alto riesgo.

            La infección por el virus del papiloma humano alrededor de los genitales es común, aunque la mayoría de las personas son asintomáticas, no se transmite la enfermedad por sentarse en un aseo o en la arena de la playa, ni por la simple convivencia diaria.

            - La infección por el VPH se transmite de una persona a otra a través del contacto sexual que compromete el ano, la boca o la vagina.

            - No todas las personas que han estado en contacto con el virus del VPH y las verrugas genitales van a desarrollarlas.

            El virus que causa las verrugas genitales puede provocar resultados anormales en una citología vaginal. Una prueba de ADN del VPH puede decir si tienes un tipo de alto riesgo de este virus que se sabe causa el cáncer de cuello uterino. Sus complicaciones van desde síntomas más o menos molestos (picor, inflamación, sangrado, presencia de verrugas) hasta, con el tiempo, un aumento de la probabilidad de desarrollar cáncer genital en las mujeres. Para que las probabilidades sean mínimas, debe tratarse la enfermedad.

            Si presentas verrugas genitales, todos tus compañeros sexuales deben ser examinados y recibir tratamiento en caso de encontrárseles dichas verrugas. Incluso si no tienes síntomas, debes recibir tratamiento para prevenir complicaciones y diseminarles la afección a otros.

            La mayoría de las mujeres jóvenes sexualmente activas resultan infectadas con el VPH, pero en muchos casos, el virus desaparece por sí solo. La mayoría de los hombres que resultan infectados con el VPH nunca tienen ningún síntoma ni problemas a raíz de la infección. Sin embargo, se la pueden transmitir a las compañeras sexuales actuales y algunas veces a las futuras parejas. Se ha de cambiar las costumbres sexuales, se deben de tomar ciertas precauciones como utilizar preservativo durante el acto sexual y evidentemente posponer las relaciones sexuales durante la duración del tratamiento.

            Se ha encontrado que algunos tipos del virus del papiloma humano causan cáncer del cuello uterino y de la vulva. Los tipos del VPH que pueden causar verrugas genitales no son lo mismo que los tipos que pueden causar cáncer del pene o del ano. Las verrugas pueden llegar a ser numerosas y bastante grandes, requiriendo un tratamiento más extenso y procedimientos de control.

            Los condones masculinos y femeninos no pueden ofrecer una protección completa, debido a que el virus o las verrugas pueden estar en la piel cercana. No obstante, los condones reducen el riesgo y de todos modos se deben usar en todo momento. El virus del papiloma humano (VPH) se puede transmitir de una persona a otra, aun cuando no haya verrugas visibles u otros síntomas.

(*) Especialista en Ginecología y Obstetricia.

Subscriu-te!